El mono borracho y la atención plena

Metáfora budista sobre como el mindfulness y la meditación nos ayudan a calmar y centrar  nuestra mente.

samathaLos budistas afirman que la mente es como un mono borracho al que ha picado un escorpión, siempre saltando de una rama a otra y gritando absolutamente enloquecido. Igual que el mono borracho, la mente se va moviendo de un pensamiento a otro, de un pensamiento a otro, en una verborrea frenética y sin fin.

Nadie en su sano juicio, se pondría en manos de un mono borracho! En cambio nosotros lo hacemos continuamente.

Seguir leyendo